Sal de hierbas… una alternativa sana (que no tiene por qué ser cara)

Sal de hierbas

Sal de hierbas

Pues sí, la sal de hierbas me parece supercara… De hecho siempre que he podido la he comprado en Alemania porque allí es más barata. Este diciembre pasado estuve día y medio en Berlín por motivos laborales y no pude comprar… Así que tuve que hacer una visita a la tienda de Ecocentro. Actualmente no hace falta irse a un comercio “alternativo” para encontrarla. Mismamente en El Corte Inglés, en la sección de alimentos ecológicos (por llamarla de alguna manera), la podéis encontrar. De hecho os comento que a veces he encontrado cosas más baratas en “El Corte” que en las tiendas tipo Ecocentro, El Vergel o Naturasi. De hecho yo tomo levadura de cerveza y la suelo comprar allí. Aunque me han hablado de un herbolario cerca de la estación de Atocha, llamado Salud Mediterránea, que dicen que tiene unos precios muy competitivos. Todos estos supermercados de productos ecológicos están en Madrid Capital, pero tienen tienda on-line por si queréis echar un vistazo.

 

Mi relación con la sal de hierbas viene desde un día que fui al médico y me recomendó que tomara más alimentos con sal. Tengo la tensión baja y me comentó que para merendar tomara ese tipo de alimentos que a muchos les prohíben: aceitunas, patatas fritas, saladitos… Merendar siempre salado y no dulce, alguna bebida isotónica… Ahí empezó mi preocupación. ¡Si siempre he oído que la sal es mala y que hay que bajar el consumo… ! Por miedo, decidí pasarme a la sal de hierbas, que se supone que tiene menos contenido en sal y más en hierbas aromáticas. Muchas veces un plato, para hacerlo sabroso, podemos condimentarlo con hierbas y ya está.  Desde entonces llevo unos años que utilizo muy poquita sal común en mis platos.

No obstante no os penséis que la sal de hierbas son hierbas molidas y ya está (que es lo que pensaba yo). Es simplemente una combinación de sal de mesa (normalmente de mar), vegetales deshidratados y hierbas comunes como la albahaca, el tomillo, orégano… etc.

Como siempre me pasa, investigando por internet vi que había muchas recetas para hacer este tipo de sal. Unas llevaban sal común y hierbas, otras llevaban vegetales deshidratados… La receta que os propongo es una mezcla de todo lo que he leído por ahí.

Qué necesitamos (para unos 250 gr. de sal, como unos dos botecitos).

  • 9 cucharadas de sal marina

    Ingredientes

    Ingredientes

  • 4 cucharadas de ajo en polvo
  • 4 cucharadas de tomillo
  • 3 cucharadas de romero
  • 4 cucharadas de albahaca
  • 4 cucharadas de orégano
  • 500 gr sopa de Juliana deshidratada (la compré en el Carrefour de la marca Trevijano)

 

Cómo lo hacemos.

Pues es lo más fácil del mundo… Como mi batidora picadora es pequeñita dividí los ingredientes para hacerlo en dos tandas.

Ponemos la sal en un bol grande.

Ponemos la sal en un cuenco

Ponemos la sal en un cuenco

En el vaso picador de la batidora ponemos las hierbas. Primero el ajito.

Ponemos el ajo granulado o en polvo

Ponemos el ajo granulado o en polvo

Y luego el tomillo, romero, albahaca y orégano.

Añadimos el resto de hierbas

Añadimos el resto de hierbas

Ya lo tenemos todo en el vaso picador.

Ampliación de las hierbas

Ampliación de las hierbas

Por último la sopa. La sopa que compré yo tiene como ingredientes zanahoria, patata, chirivía, puerro, cebolla, col, apio y perejil.

Sopa Juliana

Sopa Juliana

Añadimos la sopa.

asda

Ya tenemos todos los ingredientes en el vaso picador

Picamos hasta que esté todo más o menos fino.

Picamos

Picamos

Picamos

Picamos

El resultado es este. Todavía parece muy granulado. Pero no pasa nada.

Resultado

Resultado

Cogemos el bol que habíamos preparado con la sal. Echamos el polvo de las hierbas y hortalizas; mezclamos bien.

Mezclamos con la sal

Mezclamos con la sal

 

Mazclamos con la sal

Mazclamos con la sal

Si el grano nos parece muy grueso podemos volver a picar todo en el vaso picador. Yo lo hice así y el resultado fue el siguiente:

Resultado

Resultado

Resultado

Resultado

Me dio para dos botecitos de 125 gr.  Aproveché los botes de las anteriores sales que había comprado y los rellené con la mezcla.

Te da para dos botes de unos 125 gramos

Te da para dos botes de unos 125 gramos

Espero que os haya gustado.

2 pensamientos en “Sal de hierbas… una alternativa sana (que no tiene por qué ser cara)

  1. Pues me encanta! Porque yo las comidas sosas no las aguanto y siempre pienso que echo mucha sal, así que me guardo la receta.

    Me encantan los blogs paso a paso. En mi cocina no hay luz y vivo sola, así que nunca puedo hacer fotos del paso a paso… 🙂

    • Muchas gracias por tu comentario Sarmale. Yo en casa la verdad es que tengo sal de hierbas, sal normal y sal gorda. Dependiendo del plato utilizo una u otra. Aunque la que gana por más uso es la de hierbas.

      A mí también me gustan los blogs con el paso a paso. Es la única manera de hacerse una idea de cómo puede quedar una receta. Y sí, hacer fotos y cocinar a veces es un poco rollo. Pero bueno, todo es llevadero…

      Un saludo y gracias por leerme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s