Ví una oferta de cordero por medios y caí: cordero a mi estilo con cus cus.

Guiso de carne de cordero con cuscus

Guiso de carne de cordero con cuscus

Esta receta la empecé a escribir en enero de este año. Y como siempre, pues lo voy dejando día tras día… Hasta la semana pasada, que me saqué un tupper de este plato para llevármelo al trabajo y me acordé que meses atrás había empezado a escribir el post, pero lo había “aparcado”.

El tema empezó yendo a comprar un día al Ahorra Más de mi barrio. Siempre tienen ofertas en la carnicería y en la pescadería. Ví una oferta de cordero y me lancé… Nada más y nada menos que medio cordero. Y todo porque me encantan las chuletitas… Cuando el carnicero me estaba preparando el pedido me di cuenta que como no tenía horno no sabía cómo cocinar la pierna… Así que le dije que me la hiciera trozos… De esta manera podría hacer una caldereta o algo así.  Cuando llegué a casa hice paquetitos para congelar las chuletitas y el resto de carne la deshuesé. También la distribuí en varias partes y una de ellas la utilicé para esta receta. Un recordatorio: la carne de cordero sabe muchísimo: así que no hay que pasarse con las cantidades de carne. Nos podemos cansar del sabor en seguida. Aunque yo no le hago ascos al un buen cordero asado con sus patatitas a lo pobre. A este respecto tengo pendiente una segunda visita al restaurante El fogón de Concha, en el pueblo de La Salceda, cerquita de Segovia. Lo descubrí este verano por casualidad. Más bien porque no encontrábamos otro sitio para comer porque era ya supertarde y el destino nos llevó a este pueblito. Solo pedimos entrantes para compartir, pero me quedé con la espinita de un buen corderito… Lo que comimos me encantó: unas croquetas, una ensalada de gazpacho buenísima, un hummus muy suavecito con pan de pita, guacamole auténtico con tropezones  de aguacate… Para acabar un granizado de limón auténtico (es decir, que sabía a limón natural)… El personal encantador, muy respetuoso. Os lo recomiendo…

Al hilo de la carne de cordero, a parte de esta receta he hecho también albóndigas. Pero como os he comentado, como la carne sabe tanto, hay que tomarla poquita y con acompañamiento.

Qué necesitamos:

Ingredientes

Ingredientes

Para la carne

  • 300 gr. de carne de cordero a daditos pequeños
  • sal de hierbas o sal común
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de cominos molidos
  • 1 cucharadita de jenjibre molido
  • 1 ramillete de cilantro fresco
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de lemon grass (es una especia opcional)
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva

Para la verdura

  • 4 zanahorias en daditos
  • 1 cebolla grande en juliana
  • dos tomates maduros
  • aceite de oliva
  • 400 ml de agua/caldo de verduras

Para el cuscus

  • 1 taza de cuscus
  •  ralladura de 1/2 limón
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 taza de agua

Para la decoración

  • piñones tostados

Cómo lo hacemos:

Lo primero que vamos a hacer es macerar la carne de cordero con las especias. Para ello ponemos en un bol pequeñito una cucharadita de cominos molidos, pimienta negra, jenjibre, media cucharadita de canela y lemon grass.  Quizás esta última especia no os suene mucho. El lemon grass tambiés es conocida también con el nombre de citronella o hierba limón y se utiliza mucho en la cocina india y tailandesa. Aporta a los platos un toque cítrico y picante. Es una hierba que se asemeja a los “ajetes”, pero lo único que se consume es el bulbo y poquito del tallo. Fresco es difícil encontrarlo, pero en polvo es más fácil. Yo lo encontré en el LIDL en una feria de productos asiáticos. Pero seguro que en una tienda especializada en especias también lo tienen.

Ponemos en un bol todas las especias

Ponemos en un bol todas las especias

Añadimos tres cucharadas de aceite y mezclamos.

Añadimos tres cucharadas de aceite

Añadimos tres cucharadas de aceite

Pelamos los dientes de ajos, les quitamos el corazón y los troceamos en daditos.  Cogemos un mortero y los machacamos con un chorrito de aceite.

Machacamos los ajitos con un poquito de aceite

Machacamos los ajitos con un poquito de aceite

Mezclamos los ajitos con el arreglo de las hierbas y removemos. Este adobo lo tenemos que echar a la la carne y con la ayuda de una cuchara lo distribuimos bien. Dejamos la carne en adobo unos quince minutos.

Añadimos el adobo

Añadimos el adobo

Mezclamos bien con la carne

Mezclamos bien con la carne

Mientras la carne macera, vamos a pelar las zanahorias, lavarlas y cortarlas en círculos; los tomates los lavamos y los cortamos en dados. Por último la cebolla la cortamos en juliana.

Cuando pasen los quince minutillos, ponemos en una cazuela un poquito de aceite de oliva a calentar y procedemos a freir la carne a fuego medio. Salpimentamos a gusto. La retiramos y reservamos en un plato.

Freimos la carne

Freímos la carne

La reservamos

La reservamos

En la misma cazuela sin lavarla ponemos a pochar un poquito primeramente la zanahoria y la cebolla.

Pochamos la cebolla y la zanahoria

Pochamos la cebolla y la zanahoria

Incorporamos la carne y finalmente el tomate a daditos. Para darle un toquecito de sabor, lavamos un poquito de cilantro, lo troceamos y lo añadimos al guiso. Ojo, tened cuidado con el cilantro; tiene un sabor muy intenso y hay que echar de menos que de más…

Incroporamos la carne

Incroporamos la carne

Y el tomate

Y el tomate

Dejamos que todo se haga un poquito y agregamos unos 400 ml de agua.  Tiene que estar al fuego unos 15 minutillos para que reduzca un poco la salsita.

Por último nos queda por hacer el cuscus. Me encanta el cuscus. Es que le pega todo. Leí en un libro el truqui de la ralladura de limón y así está exquisito. Vamos, que te lo puedes comer a cuchadaras sin más.

Cogemos un limón y lo rallamos. Más o menos hay que rallar la mitad del limón.

Rallamos medio limón

Rallamos medio limón

En un bol echamos cuscus como medio vaso de agua.

medio vaso de cuscus

Medio vaso de cuscus

Hervimos medio vaso de agua y lo vertemos en el cuenco.

Vertemos el agua

Vertemos el agua

Añadimos sal a gusto, la ralladura de limón y un chorrito de aceite. Lo dejamos reposar un par de minutos.

Añadimos ralladura de limón, sal y un chorrito de aceite

Añadimos ralladura de limón, sal y un chorrito de aceite

Por último con la ayuda de un tenedor separamos los granitos para que no se apelmacen.

Separar los granitos con un tenedor

Separar los granitos con un tenedor

Y solo falta emplatar. Por encima del guiso podemos echar unos trocitos de piñones tostaditos. Sugerencias de presentación…

Plato final

Plato final

Otra imagen

Otra imagen

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s