Raviolis de manzana y cebolla caramelizada con salsa de queso y pasas

Raviolis de manzana con cebolla caramelizada y salsa de queso

Raviolis de manzana con cebolla caramelizada y salsa de queso

El otro día cuando fui al supermercado vi la gama de productos de pasta fresca de la marca Buitoni y se me antojó probar los “Ravioli de manzana y cebolla caramelizada”. Esta marca tiene pasta con rellenos muy dispares: Gorgonzola y ciruelas, verduritas asadas, Gorgonzola y jamón… Luego tiene una línea de sabores clásicos: queso Ricotta y espinacas, carne, jamón, quesos variados…

Hay otras marcas de pasta fresca que tienen combinaciones vamos a llamarlas curiosas… Por ejemplo, la italiana Rana tiene rellenos de crema de calabaza y cebolla caramelizada, crema de queso con pera, trufa blanca, setas y queso, crema de pesto… Una marca tan española como Gallo también tiene una línea de productos frescos con sabores nuestros (morcilla de Burgos con cebolla confitada, queso de cabra con tomate confitado, ternera asada gallega, queso manchego, jamón ibérico, setas del bosque, sobrasada y queso…), sabores del mundo (con asado argentino, carpaccio y Parmesano, crema al Roquefort, fondue de quesos suizos ). Como véis hay gustos para todos… La inventiva es infinita.

Me parece fenomenal que haya variedad, pero a mí el problema que se me plantea es con qué salsa combinar estas pastas…. Imaginaros comprar los ravioli con morcilla de Burgos y cebolla confitada… ¿Qué salsa le pega? ¿Tomate, queso, una salsita simple de salsa?

Volviendo a mi paquete de raviolis de manzana… A mí me encanta la manzana y la cebolla caramelizada, y sentía curiosidad de saber cómo sabían estos ingredientes en formato pasta… Así que me compré el paquete -por cierto no es nada barato- y me puse manos a la obra… Como ya he comentado antes, el tema de combinar una salsa u otra es algo peliagudo. Yo, en este caso me decidí a hacer una salsa de queso y pasas. Los quesos que elegí son los que tenía en ese momento en la nevera. Pero se puede hacer de cualquier queso que tengáis.

Ingredientes

Ingredientes

Qué necesitamos (da para dos raciones):

  • 1 paquete de raviolis
  • 1 brick de nata para cocinar de  200 ml
  • medio vaso de leche
  • 2 cebollitas francesas pequeñitas (son minicebollitas)
  • 1 diente de ajo
  • una loncha gruesa de queso manchego curado
  • una loncha gruesa de queso Brie
  • un trozo pequeñito de queso Azul o queso Roquefort
  • 2 cucharadas de pasas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • sal
  • una ramita de perejil

 

Cómo lo hacemos:

Lo primero que vamos a hacer es cocer la pasta. Cogemos una olla, ponemos a calentar agua y cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del paquete.  Yo normalmente cuezo la pasta con un chorrito de aceite de oliva y una hoja de laurel. A veces también echo media pastilla de caldo de verduras, pero esto es rara vez. Cuando la pasta esté al dente la reservamos.

Cocemos la pasta

Cocemos la pasta

Mientras cuece la pasta podemos hacer la salsa de queso. Lo primero que tenemos que hacer es pelar las cebollitas y cortarlas en juliana, es decir en tiras. Cortamos el diente de ajo, le quitamos la raíz y lo cortamos en trocitos. Ponemos las pasas en un vaso con agua para que se hidraten.

Dejamos que las pasas se hidraten

Dejamos que las pasas se hidraten

Ponemos a calentar una sarten honda con un poquito de aceite y dejamos que la cebolla y el ajo se hagan lentamente.

Pochamos la cebolla

Pochamos la cebolla y el ajito

Cuando esté la cebolla blandita incorporamos las pasas.

Añadimos las pasas

Añadimos las pasas

Cortamos una loncha gruesa de queso curado, otra de queso brie y más o menos un tercio de un paquete de queso Roquefort/queso Azul. Los hacemos daditos y reservamos.

 Cuando veamos que la cebollita y las pasas tienen un aspecto blandito y apetecible, añadimos medio vaso de leche y el brick de nata. Removemos bien y dejamos que hierva. Incorporamos los quesos. Removemos bien a fuego medio hasta que se deshaga el queso. Más o menos unos diez minutos.

Ahora solo falta emplatar. Cogemos un plato hondo, ponemos la pasta -que habrá doblado de tamaño-, echamos un poquito de salsa por encima, decoramos con una hojita de perejil y a comer. Lo importante es no bañar la pasta en salsa, me explico… Tenemos la costumbre de que cuando hacemos pasta, cuanta más salsa pongamos, mejor… Yo últimamente intento que sea la justa. La pasta tiene que impregnarse de la salsa, no nadar en ella. Y la verdad es que sabe incluso mejor. ¿No os ha pasado alguna vez cuando habéis ido a un restaurante y os ponen un plato de spaguetti a la carbonara que parece más bien una sopa de pasta? A mí si. A parte que la salsa carbonara es otro mundo digno de un post de blog…

Plato terminado

Plato terminado

Si os digo la verdad, el sabor de estos ravioli no me entusiasmó mucho y como la ración era para dos pues estuve dos días comiendo pasta. No creo que vuelva a comprarla…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s