Muslos de pollo a la naranja

Pollo a la naranja con patatas cocidas

Pollo a la naranja con patatas cocidas

Esta es una receta muy socorrida que se puede hacer hasta en el microondas si uno quiere. La conozco desde hace años; no me acuerdo ni siquiera en dónde la leí, pero lo importante es que está rica y no cuesta mucho. Yo como siempre, hago en cantidad y luego congelo en tuppers para porder llevármelo al trabajo.

El saborcito a naranja es muy rico, con un punto acidito. Además no tiene nada de grasa puesto que el pollo se hace en su propio jugo, apenas con unas gostas de aceite.

Lo podéis acompañar de patatas cocidas, arroz, quinoa, cuscus, guisantes… etc.

Qué necesitamos:

Ingredientes

Ingredientes

  • 3 muslos de pollo
  • zumo de dos naranjas con pulpa incluida
  • zumo de un limón con pulpa incluida
  • 3 dientes de ajo
  • un chorrito de aceite
  • una cucharada de tomillo seco
  • una cucharada de romero seco (opcional)
  • una copita de Oporto
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 1/2 cucharadita de jenjibre en polvo
  • un vaso de agua
  • un pimiento italiano (opcional)
  • un par de zanahorias de tamaño medio (opcional)
  • cuatro cebollitas francesas (son muy pequeñitas, como de guarnición, también opcional)
  • cuatro patatas de guarnición

Cómo lo hacemos:

Para que el pollo sepa a naranja lo vamos a tener que dejar macerando en una salsita hecha básicamente de zumo de naranja y limón. Por tanto, lo primero que vamos a hacer es esta marinaje…

Pelamos los tres dientes de ajo, los cortamos por la mitad y los machacamos en el mortero junto con un chorrito de aceite y la cucharada de tomillo. Si queréis un poquito más de sabor a hierbas podéis añadir una cucharada de romero seco.

Machacamos los ajos con aceite y las hierbas

Machacamos los ajos con aceite y las hierbas

Por otro lado echamos en un bol dos cucharadas de mostaza y el jenjibre. La mostaza que utilicé fue la de toda la vida, la que echamos en los perritos calientes, la amarilla. Si tenéis alguna especial tipo de Dijon también quedaría muy bien. Removemos bien. Agregamos el zumo de limón, el de las naranjas, el vino de Oporto, los ajitos machacados, las hierbas y el vasito de agua.

Cogemos una bandeja de horno y la pintamos con un poquito de aceite. Ponemos los muslitos y los bañamos generosamente con la salsa que hemos hecho. Incluso podemos pelar una naranja extra, cortar rodajitas y ponerlas encima de los muslitos. Tapamos la bandeja con papel transparente y la metemos en la nevera como mínimo una media hora para que los muslitos cojan todo el saborcito de los cítricos.

Vamos precalentando el horno a unos 160º.

Tenemos dos opciones de continuar la receta:

  1. dejar que se hagan los muslitos sin ningún acompañamiento en el horno.
  2. hacer una guarnición a los muslitos.

Yo he probado las dos opciones; de hecho las fotos que os presento son de la primera opción. Pero después de haber probado la segunda, me quedo con ésta. Así que os explico un poco cómo seguir. El pollo sale más jugosito.

Lavamos el pimiento italiano, le quitamos las pepitas y lo troceamos en cuadraditos pequeños. Por otro lado, lavamos las zanahorias, las pelamos y las cortamos en rodajitas muy finas. Mezclamos el pimiento con las zanahorias en un bol y las reservamos. Con las cebollitas francesas sólo tenemos que pelarlas.

Después de media hora sacamos los muslitos de la nevera y repartimos la mezcla de pimiento y zanahoria por la bandeja. Disponemos las cebollitas donde quede un poquito de hueco.

Subimos el horno a unos 190º y dejamos que el pollo se vaya haciendo durante unos 45 minutos. Yo lo que voy haciendo durante la cocción es dar la vuelta a los muslitos para que se hagan bien por todos los lados. Y los voy bañanado con el mismo jugo de la bandeja.

Por último tenemos que cocer las patatitas de guarnición. Yo las hago en el microondas. Cogéis una fuente con paredes altas apta para microondas, la llenáis de agua y echáis las patatas. Ponéis el microondas a máxima potencia y lo programáis para cinco minutos. Tendréis que ir viendo si se han cocido o no. Cada microondas tiene una potencia diferente y es difícil dar con el tiempo exacto. Si no queréis cocer las patatas en microondas siempre podéis hacerlas como siempre, en cazuela y en la cocina.

El resultado es este recién sacado del horno. La verdad es que parece un poco triste sin el pimiento, la cebolla y la zanahoria. Pero de sabor, estupendo.

Resultado

Resultado

Unas fotitos más de cerca…

Y aquí emplatado con sus patatas cocidas de guarnición.

Existe una opción para hacer íntegramente la receta en el microondas… Tendríamos que utilizar una bandeja con bordes altos apta para microondas. La receta sería la misma hasta el paso de la maceración. Despúes de haber dejado el pollo que macerara, incorporaríamos las verduritas, taparíamos la bandeja con papel transparente, la agujereamos con un tenedor (para que salga el vapor) y dejamos que los muslitos se hagan en el microondas durante quince minutos a máxima potencia. Como os he comentado anteriormente el tiempo de cocción en el microondas depende de la potencia de éste.

¡Espero que os haya gustado!

Costillas de cerdo con salsita en olla express.

Costilla de cerdo en olla express

Costilla de cerdo en olla express

Hacía mucho tiempo que no comía costillas de cerdo; pero no las típicas que se hacen ahora en salsa barbacoa o a la brasa tipo restaurante americano, sino las típicas guisadas con patatas, guisantes. zanahorias… Siempre me acuerdo de las costillas que tomábamos en los campamentos de verano. La cocinera nos decía que eran “costillas con patatas guisadas”, pero los monitores pensábamos que lo correcto era decir “patatas con una costilla” (claro está si teníamos suerte de que nos cayera el trozo de carne).

La receta que propongo es muy básica. No lleva patata porque la hice pensando directamente en congelarla. Entre semana no me apetece cocinar mucho y hay que planificar menús para comer en el trabajo. La patata guisada o hervida se estropea si la congelas, así que os recomiendo que nunca hagáis platos que lleven patata si pensáis en congelar. Os dejo un enlace muy interesante si pincháis aquí con unos consejitos para congelar guisos. Recomiendo su lectura.

Qué necesitamos (para unas tres-cuatro personas):

Ingredientes

Ingredientes

  • 600 g de costillas de cerdo troceadas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla de tamñao medio
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 cucharada de romero
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 pimiento verde italiano (alargado)
  • una hoja de laurel
  • 1 zanahoria grande
  • 3 cucharadas de salsa barbacoa
  • 1/2 vaso de vino blanco/brandy/coca cola o whisky (a elegir)
  • 500 ml de agua
  • 1/2 pastilla de caldo de verduras
  • aceite de oliva

Cómo lo hacemos:

Lo primero que vamos a hacer es coger la olla express (yo tengo la de toda la vida, jejeje) y la ponemos a calentar con un chorrito de aceite. Cortamos la cebolla en trocitos pequeños y la ponemos a pochar a fuego medio (que se vaya haciento lentamente).

01-sofreimos cebollita

Sofreimos la cebolla

Lavamos la zanahoria, la pelamos y la cortamos en rodajas muy finas. Después hacemos lo mismo con el pimiento: lo lavamos, le quitamos las pepitas y lo cortamos en daditos pequeños. Los echamos en la olla y dejamos que los ingredientes se vayan haciendo poco a poco.

Añadimos la zanahoria y el pimiento

Añadimos la zanahoria y el pimiento.

Añadimos la carne, salpimentamos a gusto de cada uno. No se nos tiene que olvidar la cucharada de tomillo y de romero. Mezclamos todo con ayuda de una cuchara de madera.

Para la salsita yo mezclé un vasito de salsa barbacoa (que me sobró de unos aros de cebolla) y media lata de cocacola (que también me sobró del día anterior). Pero se puede echar lo que se quiera: medio vaso de vino blanco, brandy, whisky, Oporto… lo que tengáis más a mano.

Salsa

Salsa de barbacoa y  coca cola

Vertemos la salsa y dejamos que hierva todo unos cinco minutos.

salsa

Añadimos la salsa al guiso.

Es hora de echar el caldo.

Para el caldo (500 ml de agua y media pastilla de caldo de verduras), yo lo que hice fue hervir agua en el hervidor de agua, ponerla en una jarra, echar media pastilla de caldo de verduras y remover hasta que ésta se disolviera. Si no lo queréis hacer así, se puede echar al guiso la media pastillas de caldo y el agua directamente.

Añadimos la hoja de laurel y dejamos hervir unos diez minutos.

Añadimos caldo

Añadimos caldo

Cerramos la olla y dejamos que se hagan unos veinte minutos. Dejamos enfriar.

Cerramos la olla

Cerramos la olla

Y así quedó el plato… No tengo una foto mejor porque en cuando las hice las dejé enfriar, las puse en tuppers y las congelé.

Plato listo

Plato listo