A petición de mi hermano: tarta de zanahorias con nueces y crema de queso

Tarta de zanahorias con crema de queso

Tarta de zanahorias con crema de queso

La primera vez que probé la tarta de zanahorias fue en un Café de Madrid. Y esto fue hace siglos… Se puso muy de moda ofrecer tartas “exóticas” en los cafés y teterías de la villa. ¿Un bizcocho dulce con zanahoria? ¿Cómo sabrá esta combinación? Pues bueno, la probé y me encantó.

Años más tarde, cuando visité EE.UU. me traje un pack de esos que venden para hacer tartas instantáneas. Sólo necesitaba leche y hornear. No estuvo mal el experimento tarta “hecha de polvos”. Pero como una hecha en condiciones no tiene comparación.

Hay miles de recetas en internet; he hecho muchos intentos, pero no daba con los ingredientes exactos, la combinación perfecta… hasta que encontré una que me convenció.  Y fue todo un éxito.

Ayer mismo mi hermano me pidió una receta para hacer tarta de zanahorias. Le contesté que hacía tiempo que había hecho una tarta así y que tenía en mente escribir la receta en el blog en algún momento. Así que ese momento ha llegado y me he puesto manos a la obra para presentaros esta receta y compartirla con vosotros.

Advierto que las fotos -como siempre- son para una tarta gigante, pero las cantidades que he indicado son para un molde rectangular de más o menos  31 cm x 21 cm.

Qué necesitamos:

Ingredientes

Ingredientes

Para la masa:

  • 140 g harina de trigo
  • 250 g harina de trigo integral
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de jenjibre molido seco
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de cardamomo
  • 270 g  azúcar moreno
  • 270 ml aceite de oliva
  • 5 huevos
  • 180 ml Buttermilch o suero de leche
  • 75 g nueces peladas
  • 150 zanahoria rallada (yo la compré así en el super)

Para la crema de queso:

  • 120 g mantequilla/margarina
  • 80 g azúcar
  • 440  g queso cremoso tipo Philadelphia
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.

Cómo lo hacemos:

Lo primero que tenemos que hacer es mezclar los dos tipos de harina más la sal, levadura, jenjibre, nuez moscada, canela y cardamomo.

Mezclamos harina y las especias

Mezclamos harina y las especias

En otro recipiente echamos el azúcar y el aceite. Mezclamos.

Mezclamos aceite y azúcar

Mezclamos aceite y azúcar

Tenemos que separar las claras de las yemas. Cuando las hayamos separado, añadimos las yemas a la masa anterior. Las claras las metemos en la nevera por ahora.

Añadimos las yemas

Añadimos las yemas

Ahora hemos de añadir el Buttermilch o suero de leche. Esto es lo que me echó un poco para atrás porque no sabía dónde conseguir esto. Yo lo he visto en los supermercados de Alemania, pero aquí en España pues no. Así que me busqué una receta casera para hacerlo en casa y es superfácil.  Se hace con leche entera y una cucharada de de zumo de limón. Echas en un vaso de leche la cucharada de zumo de limón y lo dejas reposar unos diez minutos. Y listo. Según he leído el suero de leche le confiere al bizcocho un plus de esponjosidad y jugosidad.

Suero de leche

Suero de leche

Vertemos el suero de leche en la mezcla de aceite y azúcar y batimos.

Batimos los ingredientes

Batimos los ingredientes

Mezclamos la masa líquida con la harina y las especias. Nos podemos ayudar de la batidora.

Incorporamos la masa líquida a la harina

Incorporamos la masa líquida a la harina

Añadimos la zanahoria rallada.

Zanahoria rallada

Zanahoria rallada

Y por último las nueces troceadas.

NUeces

Nueces

Batimos las claras con un poquito de sal a punto de nieve. Podemos ir encendiendo el horno y lo precalentamos a 160º.

sasdas

Batimos las claras a punto de nieve

Mezclamos cuidadosamente la masa con las claras. Hay que hacerlo poquito a poco y muy despacio para que no bajen las claras. Así, el bizcocho nos quedará muy esponjoso.

asdad

Mezclamos cuidadosamente con una cuchara de madera

asdad

Masa preparada para echar en el molde

Engrasamos el molde y lo forramos con papel de hornear. Horneamos entre 40-45 mnts a una temperatura de 160-170º.

zzz

Metemos el molde en el horno

Lo sacamos y dejamos que se enfríe.

aaaa

Recién sacado del horno

Mientras se enfría podemos hacer la crema de queso. Para ello, lo primero que hay que hacer es batir el queso crema. Y luego añadimos la mantequilla a temperatura ambiente. Mezclamos con una cuchara de madera.

sss

Mezclamos queso con mantequilla

Por último incorporamos el azúcar y el extracto de vainilla. Si no tenéis extracto podéis utlizar un poquito de azúcar avainillado o comprar una vaina de vainilla y echar un poquito en la masa.

ssss

Incorporamos el azúcar y el extracto de vainilla

Ahora con el bizcocho bien frio, lo damos la vuelta y procedemos a partirlo por la mitad. Yo recomiendo utilizar un cuchillo tipo jamonero para hacer el corte. Si no, otro modo es utilizar un hilo de coser a modo de cuchilla. Haríamos primeramente un corte con un cuchillo normal y luego seguiríamos con el hilo.

asdad

Damos la vuelta al molde

asdad

Cortado po rla mitad

Una foto más de cerca del bizcocho. ¡Me quedó muy esponjoso!

asdasd

Tiene una pinta buenísima

Empezamos a rellenar con la crema de queso. Hay que tener en cuenta que hay que dejar una parte para cubrir la tarta totalmente.

ddd

Rellenando la tarta

Cuando hemos acabado de rellenar la tarta procedemos a poner la tapa al bizcocho. Fijaros que he dado la vuelta al bizcocho para que quede oculta la parte más oscura del pastel y así quede más bonito.

asdad

Cubrimos totalmente el pastel

Procedemos a decorar la tarta. Posibilidades de decoración hay muchas; desde echar nueces molidas hasta un poquito de chocolate rallado. Yo simplemente le puse unas nueces enteras.

asdad

Decorando la tarta

Una foto más de cerca…

asdas

Una foto más de cerca

La tarta queda mejor de un día para otro. Así los sabores se intensifican y la crema de queso solidifica un poquito y se queda más durita.

adsas

Una porción de tarta

Sólo puedo decir que esta tarta llena mucho, pero está de muerte. ¡Qué aproveche!

adsad

Una ampliación del relleno

Aprovechando la fruta de temporada: tarta de cerezas…

Soy seguidora de muchos blogs y de páginas de cocina y eso es un peligro. Todos los días leo recetas muy apetitosas y suelen

Tarta de cerezas

Tarta de cerezas

llevar ingredientes de temporada. En estos momentos las cerezas están de moda y, como no, las recetas con esta fruta se han multiplicado por la red. Y yo no voy a ser menos… Nunca había hecho nada con cerezas. Así que aprovechando otro cumpleaños -esta vez el mío- me dispuse a investigar por la red a ver qué encontraba sobre tartas de cerezas.

Nada más poner en el buscador de Google “tarta de cerezas”, me salieron un montón de entradas y pensé: “ya verás, me voy a hartar a leer recetas y al final no me voy a decidir por ninguna”. Como nota anecdótica en alguno que otro blog se hacía mención a la mítica serie Twin Peaks, serie de los años 90 del director de cine David Lynch…. Uno de sus protagonistas, Kyle MacLachlan, no hacía más que comer tarta de cerezas en la serie. Mira que yo era fan asidua de la serie, tenía posters, me compré la banda sonora y no me acuerdo de esto… ¡Han pasado muchos años!

Al final opté por la receta del blog El rincón de Marus. La adapté un poco a mi gusto, pero bueno más o menos es igual.

Los ingredientes que os propongo son para un molde de aluminio de 24 cm. Yo, al final, hice seis tartas iguales para mi cumple… Por eso, en las fotos váis a ver más cantidades de las que os indico en la lista de ingredientes. No asustarse por favor…

Qué necesitamos (para un molde de 24 cm):

Ingredientes

Ingredientes

Masa quebrada:

  • 250g harina de trigo
  • 120 g mantequilla/margarina
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • ralladura de un limón
  • 5 cucharadas soperas de azúcar

Relleno de cerezas:

  • 500 g de cerezas deshuesadas
  • 100 g azúcar
  • 25 g  harina de maiz/ maicena
  • 1 clara de huevo
  • 3 gotas de extracto de vainilla
  • azúcar glacé

Cómo lo hacemos:

Lo primero que tenemos que hacer es lavar las cerezas y deshuesarlas. Sé que en otros países como en Alemania te venden cerezas en conserva para este tipo de tartas, pero aquí en España es difícil encontrarlas. A lo mejor en alguna promoción del Lidl o el Aldi las podemos ver. O en el supermercado de El Corte Inglés, ¡pero bueno teniendo una materia prima tan buena como las cerezas del Jerte para qué vamos a comprar cerezas enlatadas…!

La verdad es que deshuesar las cerezas es lo más rollo de la receta; me acordé que por casa tenía una aparato para deshuesar aceitunas y decidí probarlo con las cerezas y bingo… adelanté mucha tarea.

Lavamos aceitunas y deshuesamos

Lavamos aceitunas y deshuesamos

Hay que tener mucho cuidado de que no se nos quede ninguna con el hueso.

Deshuesamos las aceitunas

Deshuesamos las aceitunas

Las ponemos en una ensaladera grande y las revisamos otra vez por si acaso… no queremos que nadie se quede sin dientes cuando pruebe la tarta.

Cerezas listas

Cerezas listas

Echamos el azúcar.

Añadimos azúcar

Añadimos azúcar

Echamos la harina de maiz o maicena. Por lo que he leido en la receta del blog  El Invitado de Invierno la harina de maiz sirve para dar consistencia al propio jugo de las cerezas.

Añadimos la maicena

Añadimos la maicena

Por último añadimos tres gotas de extracto de vainilla. Yo utilicé un extracto sabor mantequilla-vainilla que compré hace tiempo en el Lidl. Os recomiendo que estéis al tanto de las ofertas de productos de repostería que venden allí. Son fantásticos y desgraciadamente no se encuentran facilmente en otros supers.

Extracto de vainilla

Extracto de vainilla

Removemos y dejamos que las cerezas maceren mínimo unos quince minutos.

Mezclamos y dejamos macerar

Mezclamos y dejamos macerar

Ahora vamos a hacer la masa quebrada. Ess muy fácil de hacer. Ponemos en una ensaladera la harina y la mantequilla. Yo me quedé sin ensaladera y tuve que utilizar una olla grande. También tengo que reconocer que utilicé margarina en vez de mantequilla.

Harina y mantequilla

Harina y margarina

Ahora lo amasamos con las manos, como a mí me gusta…

Amasamos con las manos

Amasamos con las manos

Cuando tenga consistencia de miga de pan, añadimos los huevos, el azúcar y la ralladura de limón.

Añadimos los huevos

Añadimos los huevos

Esta vez si que lo mezclé con una pala de madera.

Mezclamos

Mezclamos

Tenemos que hacer con la masa una bola y dejarla en un sitio fresco durante quince minutillos más o menos. Mientras podemos ir engrasando los moldes de aluminio con un poco de margarina diluida.

Untamos un molde

Untamos un molde

Enharinamos la encimera y con un rodillo vamos extendiendo la mitad de la masa quebrada hasta tener un redondel lo suficientemente grande como para cubrir todo el molde.

Estiramos la masa

Estiramos la masa

Forramos el molde con la masa y ahora podemos seguir dos opciones:

  1. encender el horno a 180 º, pinchar la masa y cocerla unos cinco minutos para que se dore y luego rellenarla con las cerezas.
  2. echar el relleno directamente sin cocer la masa.

Yo os recomiendo la opción primera. Es la que hice… De esta manera nos asguramos que la masa no se quede cruda por culpa del relleno. Además así el horno se va precalentando…

Rellenamos

Rellenamos

Ahora con la otra mitad de masa repetimos operación: amasar hasta tener un círculo que cubra todo el relleno.

Hacemos la tapa

Hacemos la tapa

Colocamos la tapa y hacemos un bordecito para que nos quede mona la tarta. Hacemos una cruz en el medio con un cuchillo para que las cerezas “respiren” y se cuezan bien. Para que tenga brillo podemos batir la yema de un huevo y pintar la superficie. Yo no lo hice. Y metemos la tarta en el horno a 180º unos cuarenta y cinco minutos.

Tapamos

Tapamos

Y este es el resultado después de la cocción:

Recién sacada del horno

Recién sacada del horno

El toque final del azúcar glacé le queda requetebien.

Espolvoreamos con azúcar glacé

Espolvoreamos con azúcar glacé

Uhmmm…. la masa quebrada quedó estupenda.

Más de cerca

Más de cerca

Aquí la cadena de producción en marcha… Nunca había hecho seis tartas a la vez.

Cuatro tartas listas

Cuatro tartas listas

Preciosas…

una de las seis tartas

una de las seis tartas

Ya cortada una porción. Las cerezas quedaron en compota y estaban buenísimas. Siento que no sea una foto muy artística con un plato bonito (jeje, llevé a la oficina platos de plástico).

Una porción

Una porción

Otra vista…

Otra vista de la porción

Otra vista de la porción

De las seis tartas solo quedó la mitad de una para el día siguiente. ¡Fue un éxito total!