Una manera sana de comer y de conservar las manzanas: compota

Compota de manzana

Compota de manzana

Desde hace ya algunos años, antes de las fiestas navideñas, mi familia por parte de mi madre se reúne un día para comer, cantar, dar regalitos del “amigo invisible”… Siempre en casa de algún miembro; el ambiente es muy casero y muy familiar. Tanto, que cada año que pasa, hay un nuevo miembro en la “tribu”.

Al ser tantos, se decidió en su día que cada uno hiciera alguna cosa de comer. Y para coordinarnos con las viandas, hablamos por teléfono, nos escribimos mails en plan cadena… etc. Y desde hace dos años yo pongo orden en el menú para que no se junten cinco entrantes, cuatro primeros, un segundo y siete postres… No sé si me entendéis.

Lo habitual es que yo haga mi tarta de Linz y mi paté de aceitunas negras (ya pondré la receta en otro momento) y, exclusivamente para mi primo David, compota de manzana.

Hace tiempo se me ocurrió regalarle por el amigo invisible un tarro de compota y desde entonces siempre que me ve, es lo primero que me pide: su compota de manzana… ¡Tengo un primo muy exigente! Así que para ese día, a parte de llevar el regalo para quien me haya tocado en el “amigo invisible”, siempre llevo uno o dos botes para mi primito. ¡No sabía yo que iba a tener tanto éxito mi compota!

La receta es muy fácil de hacer. Y el resultado final da “mucho juego” gastronómicamente hablando: se puede comer sola, puede servir de acompañamiento (por ejemplo a una carne al horno o a un gofre calentito), la podemos añadir a un yogurt natural o griego o puede ser ingrediente de otros platos, por ejemplo una tarta de manzana. Es cuestión de echarle imaginación.

Qué necesitamos (para dos botes y medio de tamaño tipo mermelada):

Ingredientes

Ingredientes

  • 7 manzanas reineta
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • ¼ vaso de azúcar (puede ser blanca o morena)
  • Zumo de un limón
  • 1 chupito de ron blanco
  • Un poquito de agua
  • 2 cucharadas de mantequilla o margarina
  • 2 botes de cristal

Comentarios:

  • yo utilizo manzanas reinetas porque se deshacen en seguida y la textura es muy buena para que quede como mermelada.
  • la cantidad de canela en polvo a echar depende del gusto de cada uno.

 

Cómo se hace:

Ponemos a calentar una cazuela a fuego suave y echamos la mantequilla para que se vaya derritiendo lentamente. Mientras, lavamos las manzanas, las pelamos, las vamos haciendo cachelos y las dejamos en una ensaladera. Las rociamos con el zumo de un limón (el zumo hace que no se pongan feas de color marrón y se oxiden rápidamente) y las echamos en la cazuela.

Las manzanas en cachelos

Las manzanas en cachelos

Vamos moviendo poquito a poco con una cucharada de madera e incorporamos el resto de ingredientes (canela en rama, canela en polvo, azúcar). Tapamos un poquito y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento (hay que vigilarlo constantemente).

Manzana, canela y azúcar.

Manzana, canela y azúcar.

A mí me gusta que la manzana se deshaga mucho; a medida que se ablanda voy aplastándola con la cuchara. Como esto hace que se quede muy espesa, yo añado un chupito de ron y si veo que a pesar de todo a la compota le falta líquido, le echo un chorrito de agua.

compota5

Añadir chupito de ron

Como penúltimo paso le quito la rama de canela y le añado mi toque especial de la casa: dos cucharadas de almendra molida y dejo que vuelva a cocer un poquito más.

Manzana casi deshecha

Manzana casi deshecha

Para terminar el proceso, echo inmediatamente la compota en los botes y los lleno hasta arriba del todo,  los doy la vuelta (como veis en la foto) y dejo que se enfríen. Mi madre me comentó que mi tía Pipi lo hace así cuando quiere hacer conservas al vacío sin tener que hervir los botes.

Compota envasada

Compota envasada

¡Y ya está: lista para comer!

10 pensamientos en “Una manera sana de comer y de conservar las manzanas: compota

  1. Pingback: Empanadillas de compota de manzana | El horno de Ana

  2. EXCELENTE METODO DE CONSERVACION DE FRUTAS QUE MANTIENEN SU CALIDAD ORGANOLEPTICA
    Y SON INOCUAS PARA EL AUTOCONSUMO.-

  3. Pingback: Apfel Streuselkuchen o mi versión crunchy de tarta de manzana | El horno de Ana

  4. Buenas Ana, Quiero hacer tu receta de compota, me parece muy interesante aunque la voy a hacer con manzana golden ya que tengo bastantes. Supongo que tendré que poner algo más de agua para que se deshaga la manzana. Mi pregunta es sobre el tiempo de conservación de la compota, nunca he hecho mermeladas ni nada parecido.
    Muchas gracias Ana.

    • Hola, Ana:
      muchas gracias por leerme y por preguntar. No hay nada como compartir conocimientos.

      A mediados de diciembre hice compota para regalar y me sobró un botecito que me quedé yo. Y lo abrí hace semana y media y estaba en perfectas condiciones. Sonó el típico click de estar al vacío. Lo importante si no vas a consumir la compota en el momento es que la conservación sea al vacío. Puedes hacer lo que propongo yo en la receta (guardar la compota caliente en los tarros y darlos la vuelta) o hacer el proceso tradicional de envasar al vacío (esterilizar botes, llenarlos y hervirlos en una olla grande cubiertos de agua). Puedes encontrar alguna descripción en internet. Yo normalmente lleno los botes nada más terminar la compota y les doy la vuelta. Pero no hago más que uno o dos botes… Espero haberte ayudado. Un saludo

      • Muchas gracias Ana, ahora mismo estoy comiendo unas tostaditas con tu compota y está de vicio. Pensaba que me había pasado con la canela ya que una cucharada me parecía mucho pero está buenísima, además no le puse agua, porque no la necesitó. No conseguí guardarlo al vacío, puede que como las tapas de los botes no fueran nuevas no saliera, pero no pasa nada, como siga así en 3 días lo termino.
        Muchas gracias por todo, y tienes una nueva seguidora.
        Besicos desde Teruel.
        Ana

      • De nada, a tí por preguntar. Si te hartas de tomar compota en tostadas, pruébala mezclada con yogur griego. Me encanta acabar una cena así. Otra opción es comprar las obleas para hacer empanadillas de la “Cocinera” y las rellenas con la compota. Las puedes freir o hacer en el horno. La opción más sana es la segunda. Cuando las saques, las espolvoreas con una mezcla de azúcar y canela y…¡seguro que triunfas!.

    • La verdad es que cuando hago compota como me la como tan rápido no sabría decirte. Te podría decir que el bote, una vez abierto, lo consumieras en los siguientes diez días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s