Mi última tarta… Tarta de Santiago

Tarta que llevé a mi trabajo sin la cruz de Santiago.

Pues si, nunca me había atrevido a hacer esta señora tarta. Quizás por respeto a tan magno postre gallego.

El caso es que mi madre por su jubilación me pidió que si podía hacerle esta tarta para llevar a su trabajo al convite que iba a hacer. Y bueno, me puse a investigar por internet a ver cómo se hacía. Mis compañeros de trabajo fueron los conejillos de indias. Hice una tarta de prueba y la llevé para desayunar. Y bueno, a las once de la mañana ya no había nada en la cocina… Me encantan mis compañeros… todas mis creaciones culinarias se las comen… ¡Son de agradecidos!

Si ponéis en el buscador de Google “tarta de Santiago” te aparece en primer lugar imágenes y en segundo lugar una receta en la web http://www.javirecetas.com. Después de seguir investigando en otros enlaces me decidí por la de esa web.

¿Sabíais que la receta original está publicada en el Boletín Oficial del Estado y que es marca registrada? Por si os interesa la receta original, pinchad en este enlace.

Hay dos formas de tarta: con base y sin forrar. Las proporciones son: almendras (33%), azúcar (33%), huevo (25%), ralladura de un limón, azúcar glasé y vino dulce, aguardiente de orujo o brandy.

Como os he dicho yo me he basado en la receta de http://www.javirecetas.com, aunque la he variado un poquillo. No lleva base alguna.

Ahí van los ingredientes (para un molde de 23 cm):

Los ingredientes…

  •  250 gr. de almendra cruda marcona. La podemos encontrar molida o para moler en casa. Como os sea más cómodo. Aunque si la mueles en casa, la almendrá queda más original y más granulosa.
  • 250 gr. de azúcar (yo he utilizado la normal de toda la vida).
  • 5 huevos.
  • ralladura de medio limón.
  • media cucharadita de canela.
  • un vaso de chupito de licor de orujo de café casero (hecho por mi hermanito).
  • azúcar glasé (se puede comprar ya en el super o molerla en casa con azúcar normal).
  • un poco de margarina para la base.
  • una base de 23 cm. Yo compré una de aluminio de un solo uso en una tienda de chinos.
  • recortable de la cruz de Santiago. En internet hay muchísimas, asi que se puede imprimir una y recortarla. Mi prima Isabel me dijo que en Galicia las venden de hierro especiales para hacer la tarta.

Modo de hacerlo:

Echar en un bol el azúcar con los huevos (recomiendo sacarlos de la nevera un rato antes para que se templen y no estén tan frios). Mezclarlo muy bien. Esto es que no queden restos de yema más naranja en la masa. A veces pasa. Insisto, hay que mezclar, no batir.

Cuando los dos ingredientes estén bien mezclados echamos la canela y la ralladura del limón.

Poquito a poco vamos incorporamos la almendra molida. No echéis toda la almendra; guardar dos puñaditos para después. Vamos removiendo para que se mezcle todo y por último vertemos el chupito. Seguimos mezclando hasta que la pasta esté uniforme.

Ahora, yo enciendo el horno. Yo lo puse a 170 grados en un horno de convección, pero con un horno normal también vale. En ese caso hay que encender la parte de arriba y la de abajo.

Tarta que llevé al trabajo de mi madre.

Coges el molde de aluminio de usar y tirar, lo untas con mantequilla y esparces esos dos puñaditos de almendras. Los distribuyes bien. Esto hará que no se pegue la tarta. Recordad que la aunténtica Tarta de Santiago no lleva harina de trigo. Si tenéis un molde de los de toda la vida, yo recomiendo poner papel de horno. Es mágico. No se pega nada y el molde os durará más tiempo.

Vamos echando la masa poquito a poco en el molde y la dejamos unos minutillos que se asiente. Si sois golosos os invito a que probéis la masa sin cocer… ¡está de muerte! Yo he llegado a la conclusión de que si la masa cruda está estupenda, cuando esté cocida ya será la bomba…

Casi ya el último paso: introducirla en el horno y ponerla en la rejilla. Cocerla durante unos cuarenta minutos. Para ver si está hecha os podéis asomar transcurrido ese tiempo y pinchad la masa con un palillo. Si sale limpio, la tarta estará lista.

Se deja enfriar totalmente y se decora con el azúcar glasé. Yo compré azúcar ya molida y lo que hice fue poner la cruz en medio y con ayuda de un colador de rejilla la iba distribuyendo por toda la tarta. Hay que tener mucho cuidado cuando se quite la cruz. A mí se me cayó un poquito  (mirad la última foto).

¡Y a comer! ¡Guten Appetit!

Tarta que llevé a la fiesta familiar. Lleva el doble de ingredientes y es para un molde de 34 cm.

3 pensamientos en “Mi última tarta… Tarta de Santiago

  1. Pingback: Recetas recopiladas en la página de Facebook | El horno de Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s